LA LIGA

El Barcelona responde al escándalo de las entradas

Publicado el

Por Héctor Cantú

El club fija postura por las decenas de miles de alemanes que entraron al Camp Nou

En el Barcelona ha caído una nueva tormenta después de la eliminación en la Europa League a manos del Eintracht Frankfurt de Alemania.

Además del duro golpe deportivo, que dejó sin posibilidades al equipo culé de llevar un trofeo inexistente a sus vitrinas, también generó una nueva polémica en torno a las entradas que permitieron que más de una decena de miles de aficionados alemanes entraran al Camp Nou.

Los estatutos de la UEFA obligan al equipo local poner a la venta un mínimo de 5 mil entradas para los aficionados rivales. Sin embargo, el jueves pasado este número estaba totalmente rebasado.

Durante su comparecencia con los medios de comunicación, Joan Laporta aseguró que al partido de la Europa League entraron un total de 79 mil 468 aficionados, de los cuales solo 37 mil 347 eran abonados. El resto entraron por billetes vendidos.

"De abonos no lo podemos saber. Pero sí los socios que compraron entradas y fue para alemanes, más de 7.400. Vimos que fueron en lateral de tercera gradería. Y abonos no fueron pocos, porque lo vimos en otras zonas del estadio. No lo podemos asegurar, pero creemos que unos 7.000 abonos fueron a parar a alemanes, pero no es exacta. La de socios que compraron entrada y fueron a alemanes, sí", detalló el presidente del club.

Sin embargo, la afición alemana habría utilizado otros mecanismos para hacerse de una entrada y poblar, en su gran mayoría la tercera gradería en su lado derecho.

“Los alemanes intentaban comprar y las medidas de control funcionaban porque no les dejaba comprar. Utilizaron otras vías para comprar entradas porque vieron que no se podía por las restricciones a tarjetas alemanas e IP alemanes. Y las otras vías fueron canales como otras webs especializadas y los grupos organizados de reventa”, detalló.

Joan Laporta ha asegurado que el club no es culpable de la situación pero sí responsable de cómo se gestionaron las ventas a los aficionados alemanes.

“El club no es culpable de lo que ocurrió, pero es el máximo responsable. Tenemos que procurar que en la organización de los partidos no vuelva suceder lo que pasó. El club no vendió entradas a los alemanes. Tenemos que tomar medidas y las medidas que tomaremos en los partidos especiales será utilizar entradas nominativas de forma digital”, anunció.
Otras noticias