CHAMPIONS LEAGUE

Barcelona consigue medio boleto a la final y récord mundial de asistencia, otra vez

Publicado el

Por EFE

Un total de 91,648 personas disfrutaron de la goleada catalana

El Barcelona dio un paso de gigante para estar en la final de la Champions League al vencer por 5-1 al Wolfsburg en la ida de las semifinales en un Camp Nou otra vez de récord que vivió una tarde mágica gracias al juego de su equipo y a los goles de Aitana Bonmatí, Caroline Graham Hansen, Jennifer Hermoso y Alexia Putellas en dos ocasiones, que tuvieron la réplica del de Jill Roord.

Por segunda vez en un mes el Camp Nou logró batir el récord mundial de asistencia en un partido de futbol femenino. En los cuartos de final ante el Real Madrid presenciaron el encuentro 91,553 aficionados. Este viernes ante el Wolfsburg fueron 91,648 las personas que dejaron una estampa histórica en el feudo blaugrana.

El ambiente volvió a ser espectacular, de noche de gala a pesar de que la luz solar primaveral impregnó el Camp Nou durante todo el encuentro mientras los aficionados levantaban al viento sus banderas con los colores blaugranas y de la enseña catalana prácticamente sin cesar porque el Barça no paró de darles motivos para la alegría.

Aún no se había llegado al minuto 3 del partido cuando Fridolina Rolfö, exjugadora del Wolfsburg, sacó en largo una falta más allá del centro del campo buscando la espalda de la defensa rival, donde encontró a Aitana Bonmatí, que definió por bajo ante Almuth Schult para poner el 1-0.

El Wolfsburg, que contó con la importante baja de la centrocampista Lena Oberdorf, quedó en estado de shock y la misma Rolfö y Ana Crnogorcevic en dos ocasiones hubiesen podido hacer el segundo para el Barça poco después.

De hecho, la nueva cita con el gol no tardó en llegar. En el minuto 10, Caroline Graham Hansen, que tan solo hace unos días superó el coronavirus, dejó sentada en el área a Joelle Wedemeyer con un recorte antes de enviar el balón a la escuadra para hacer el 2-0. Otra dosis de euforia en el Camp Nou.

La reacción de las alemanas fue contundente esta vez y cuatro minutos más tarde hubiesen podido recortar distancias con una doble ocasión de Svenja Huth. Un contraataque la dejó sola ante Sandra Paños, a quien consiguió batir. Pero antes de que la pelota superara la línea de gol Irene Paredes la rechazó lanzándose al suelo. El balón fue otra vez a los pies de Huth y Paños le ganó la partida.

La llegada del Wolfsburg fue un simple espejismo. Un pase en profundidad de Patri Guijarro fue el inicio del 3-0 del Barça, que llegó en el minuto 33. El regalo de la futbolista balear lo cogió Marta Torrejón en el interior del área, que cedió el balón ligeramente atrás para que Jennifer Hermoso, sin ponerse nerviosa, batiera a Schult.

La primera parte catalana, un espectáculo de juego combinativo y presión, se redondeó con el gol de la Ballon d’Or, Alexia Putellas, que acabó devorando la red en la celebración después de que su cara a cara con Schult terminara con el balón superando la línea de gol a cámara lenta tras impactar en el palo izquierdo.

La segunda parte empezó con una intensidad ligeramente menor, pero, en el 51, Crnogorcevic, una de las mejores jugadoras del partido, celebró el 5-0. Su alegría se vio interrumpida por la colegiada Sandra Baz, que anuló el tanto por un ligero fuera de juego tras la revisión del VAR.

Alcanzada la hora de partido se vio por primera vez uno de los puntos fuertes del Wolfsburg: los contraataques. De hecho, así acabó llegando el gol que le da una mínima esperanza en la eliminatoria. Jill Roord fue la encargada de definir ante Paños en el minuto 73 y el 4-1 acabó subiendo en el marcador después de que el VAR dejara en nada el fuera de juego señalado por la asistente.

En la siguiente jugada, Claudia Pina, que acababa de entrar en el campo, estuvo a punto de darle otro gol al Barça. Pero entre los reflejos de Schult y el travesaño lo evitaron. En cambio, la portera alemana no fue capaz de parar el disparo desde el punto de penalti de Putellas en el minuto 85 que significó el 5-1 definitivo.

Qué manera el Barça de tomarse la revancha de las semifinales de la temporada 2019-2020, que se disputaron a partido único a causa de la pandemia. Entonces el Wolfsburg se impuso con un gol de la ahora blaugrana Fridolina Rolfö. Pero el Barça, que no se mereció la derrota, se dio cuenta de que ya había alcanzado el nivel de los mejores equipos de Europa.

Dos años después es el actual campeón de Europa y va lanzado a conseguir otra vez el título en la final de Turín. Pero primero deberá certificar este 5-1 el sábado que viene en el Volkswagen Arena.

Otras noticias