Juegos Olímpicos: La primera vez que Tokio tuvo que cancelar su magno evento

Por Héctor Cantú
Publicado el martes, 24 de marzo de 2020

Pareciera una cuestión del destino. Tokio, 80 años después, ha tenido que volver a alterar su programación de unos Juegos Olímpicos donde había sido designado como sede.

En esta ocasión no fue un conflicto armado. La pandemia del coronavirus ha obligado a posponer a 2021 el evento veraniego a pesar de que el comité organizador intentó llevar hasta el último suspiro la dura decisión.

En 1940 el conflicto armado con China obligó a que Tokio cediera la sede a Helsinki, Finlandia. Sin embargo, el estallido de la Segunda Guerra Mundial obligó a que finalmente se cancelara el evento.

Video | El futuro de los Juegos Olímpicos

[{ video N__tMQaUNp_VLVmtduMr10Mfsw7mXLoP }]

Cuatro años antes, la capital japonesa había sido votada de manera unánime para albergar los juegos veraniegos como una apuesta por el país asiático para reponerse de los terremotos que habían azotado al país dos décadas antes. En la votación se había impuesto a la propia Helsinki, Finlandia y a Roma, Italia.

Pero el estallido de la Segunda Guerra Chino-Japonesa en 1937 obligó a Japón a renunciar a su sede y cederla a la capital finlandesa. En este movimiento armado, apoyado por la Alemania Nazi, Japón intentó hacerse del control del norte y del este de China, país que contó con el apoyo de Estados Unidos y la Unión Soviética.

A pesar de ello, el intento de mantener vigente el espíritu olímpico y deportivo no cesó. Cuatro años después, Sapporo, otra ciudad japonesa había vuelto a ser votada como la sede de los Juegos Olímpicos. En pleno conflicto armado entre los bloques mundiales, la Segunda Guerra Mundial obligó, de nueva cuenta, a la suspensión de esta edición.

[{ gallery 20909 }]

Tokio volvió a competir como sede por unos Juegos Olímpicos para la edición de 1960 (que ganó Roma), y en 1964, donde le fue adjudicada la sede sobre Detroit, Viena y Bruselas.

En 2016 volvió a contender, pero de nueva cuenta perdió en las votaciones ante Río de Janeiro y Madrid.

Todo indicaba que 2020 sería el momento para que Japón volviera a mostrar al mundo su mejor rostro en los que sería la más asombrosa organización de unos Juegos Olímpicos, según prometió el comité organizador.

Pero la pandemia de coronavirus ha obligado a aguantar los suspiros por un año más. Japón 2020 volverá a pasar a la historia por la inexistencia tal y como sucedió ocho décadas atrás. Tokio 2021, nos da la bienvenida. Que comience la cuenta regresiva.

Otras noticias