Copa Libertadores: Los dos partidos que dejaron casi 30 expulsados

Por Héctor Cantú
Publicado el miércoles, 3 de junio de 2020

La historia de la Copa Libertadores tiene algunos pasajes curiosos donde la violencia se ha hecho presente dentro del terreno de juego, dejando como saldo, casi 30 expulsados, en solo dos cotejos.

El más reciente se dio en marzo de este año, antes de que la pandemia obligara a suspender el torneo, en el primer clásico entre Gremio e Internacional de Porto Alegre en una Copa Libertadores.

El empate sin goles resultó lo menos trascendente ante la batalla campal que protagonizaron los jugadores de ambos equipos, dejando un saldo de ocho expulsados.

[{ gallery 21289 }]

Sin embargo, este no es el partido con más expulsados en la historia del torneo. Para recordar ese récord es necesario remontarse hasta 1971 en un partido jugado en suelo argentino.

Aquella vez, Boca Juniors recibió la visita de Sporting Cristal en una Bombonera que, como siempre, era un hervidero ante la necesidad de salir con la victoria para clasificarse a la siguiente ronda.

El partido se salió de control por la permisividad del árbitro. Con el marcador empatado a 2-2, y a unos cuantos minutos del final, llegó la jugada que desataría el zafarrancho. Un jugador de Boca cayó dentro del área rival fingiendo una falta y buscando que el colegiado sancionara la pena máxima.

[{ gallery 21231 }]

Entonces todo se descompuso. La golpiza dejó un saldo de 19 expulsados en un solo juego. Diez de ellos del equipo peruano quienes terminaron en una comisaría.

Desde entonces aquel episodio oscuro mantiene el récord de ser el partido con más jugadores expulsados en la historia de la Copa Libertadores.

Otras noticias