Futbol: Ronaldinho pasará su cumpleaños número 40 en la cárcel

Por Héctor Cantú
Publicado el jueves, 19 de marzo de 2020

Ronaldinho Gaúcho se acerca a sus 40 años, este sábado, en una prisión policial de Asunción y con el fútbol sala como terapia la espera de que se resuelva su causa judicial por ingresar a Paraguay con pasaporte falso.

El exdelantero del Barcelona, Milá y PSG, nacido el 21 de marzo de 1980 en Porto Alegre, cumple además este jueves trece días de prisión preventiva junto con su hermano y asesor de negocios, Roberto Assis Moreira, en la Agrupación Especializada, una sede de la Policía Nacional que funciona como cárcel y que alberga a 195 reclusos.

Sin embargo, las condiciones de ese recinto, que aloja a policías con causas pendientes, narcotraficantes y políticos acusados de corrupción, no se parecen en nada a la colindante cárcel de Tacumbú, la principal del país y actualmente sin plazas debido al hacinamiento y a la superpoblación carcelaria.

Video | La razón del encarcelamiento de Dinho

[{ video e6k_t1Gs4K2VVaxv5b36xdhUOvUYglKg }]

De hecho, la sede policial es un solar de 14 hectáreas donde los reclusos pueden matar el tiempo practicando deportes a cielo abierto como fútbol de campo, voley o hacer caminatas en un recorrido de pista.

En el caso de Ronaldinho, su preferencia es el fútbol sala, que practica en el patio del pabellón donde está junto a su hermano y otros 25 reclusos, con derecho a tres horas diarias, dijo hoy a Efe el director del centro, Blas Vera.

Vera señaló que Ronaldinho estaba muy entusiasmado con los partidos de las ligas europeas, y siguió por televisión la histórica clasificación a los cuartos de final de la Champios League del Atlético de Madrid tras ganar por 2-3 al último campeón Liverpool, en Anfield.

Sin embargo, esa fuente de ocio se detuvo con el parón mundial de las competiciones de fútbol a causa de la expansión del coronavirus.

Esta situación también ha afectado el sistema de seguridad de la prisión policial, donde tras el muro de entrada se ha instalado una mesa en la que dos personas miden la temperatura y proveen gel a todas las personas que ingresan al predio.

Y se ha traducido en la limitación de las visitas, una sola por interno, que en el caso de Ronaldinho ahora se ciñe a la de sus abogados.

Otras noticias