Europa League: Sevilla y Roma jugarán ambos partidos a puerta cerrada

Por EFE servicios
Publicado el lunes, 9 de marzo de 2020

El partido entre Sevilla y Roma, de ida de los octavos de final de la Europa League, se disputará a puerta cerrada en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán como medida de prevención contra el coronavirus.

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía informó que: "tras la decisión tomada en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud coordinada por el Ministerio de Sanidad y en virtud de lo previsto en la Ley 2/1998 de Salud de Andalucía y en la Ley 16/2011 de Salud Pública de Andalucía, se ha decidido suspender la asistencia de público al partido a celebrar el próximo jueves 12 de marzo en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán entre el Sevilla FC y el AS Roma".

La semana pasada ya se había anunciado que el partido de vuelta de esta eliminatoria, fijado para el jueves 19 de marzo en el estadio Olímpico de Roma, se disputaría a puerta cerrada, por lo que el Sevilla comunicó que no habría desplazamiento de seguidores ni de periodistas desde la capital andaluza.

[{ include 24578 }]

Para el partido del jueves, y según la normativa de la UEFA, el club visitante tiene derecho a localidades para sus aficionados que equivalgan al cinco por ciento del aforo del estadio, por lo que los romanos podrían acaparar cerca de dos mil entradas, de las que ya se habían vendido unas seiscientas, según se informaba desde la capital italiana.

El sindicato Jupol, mayoritario en la Policía Nacional, informó que el pasado día 5 presentó un escrito ante la Subdelegación del Gobierno en Sevilla para que se adoptaran una serie de medidas que garantizasen la "seguridad sanitaria" de los agentes que iban a participar en el dispositivo para este partido y que, en caso contrario, realizase las "gestiones oportunas" para que se jugara a puerta cerrada.

Este sindicato expresó su preocupación por esta intervención, pues los agentes "están en contacto directo con los aficionados, tanto locales como visitantes, moviéndose de un lado a otro del estadio e interactuando con ambas aficiones dependiendo de las necesidades del servicio, con lo que el riesgo de contraer o contagiar el virus es altísimo, máxime cuando la afición visitante proviene de Italia".

Otras noticias