Champions League: El Atlético da la campanada y deja en el camino al campeón

Por Héctor Cantú
Publicado el miércoles, 11 de marzo de 2020

El Atlético de Madrid dio la campanada de los octavos de final de la UEFA Champions League luego de dejar en el camino al actual monarca, el Liverpool,  tras derrotarlo en el marcador global por 4-2.

Fue un partido de ida y vuelta en los primeros hasta que cayó el gol del Liverpool que emparejó el marcador global.

A partir de ese momento, fiel a su estilo, Diego Simeone apostó a su esquema ultradefensivo y permitió que el Liverpool se adueñara del partido, la pelota y las oportunidades de gol.

[{ gallery 20836 }]

Wijnaldum apareció en los minutos finales del primer tiempo para marcar el único tanto de los rojos que a la postre obligaría a la definición en el complemento.

Fue abrumadora la diferencia. Los Reds tuvieron 27 oportunidades de gol por solo 7 del equipo español que, a sabiendas que perdería en el duelo individual, decidió reagruparse en sus primeras líneas para asfixiar a los delanteros.

Incluso estuvo cerca de sorprender en el último suspiro del tiempo regular. Un balón parado fue la puerta para que Saúl Ñiguez mandara al fondo de las redes un contundente remate de cabeza que silenció a Anfield.

[{ gallery 20842 }]

Sin embargo, el jugador fue captado en fuera de lugar, por lo que el gol fue anulado, obligando a jugar tiempos extra con el peligro de llegar a la tanda de penales y definirlo, todo, desde allí.

Pero el tiempo de recuperación resultó benéfico para el Liverpool, que encontró el gol del triunfo en los primeros minutos del tiempo extra con una jugada de Firmino. Primero un cabezazo que se estrelló en el poste; después, en el rebote se encontró con el camino de la pelota y la mandó al fondo de las redes.

Liverpool bajó los brazos por un momento y se vino la sorpresa. Un error del arquero Adrián en la salida le entregó la pelota a Joao Felix, quien entregó para Llorente. El camiseta 14, quien entró al juego en lugar de Diego Costa, metió un zapatazo con el que anidó la pelota en el ángulo inferior izquierdo del guardameta rojo.

[{ gallery 20841 }]

Con la ventaja, Simeone buscó el gol que liquidara a su rival. Metió a Morata para aprovechar los espacios y lo encontró. El jugador recién ingresado sirvió la pelota de nueva cuenta para que Llorente metiera otro zapatazo, con la misma dirección para poner el 2-2.

En el último suspiro del segundo tiempo extra apareció morata en un contragolpe perfecto para sellar la voltereta de ensueño en Anfield.

Con este resultado, el Atlético se suma una segunda eliminatoria consecutiva sobre el Liverpool. En ambas, los colchoneros se impusieron por la mínima en casa.

Otras noticias