Cuentas pendientes de Caín

UFC 155 Opinión: Las cuentas pendientes que tiene Caín

Cain Velasquez_31498826

Caín Velásquez. (Archivo FSE/Getty)

Exclusiva FOX Deportes

by: Samuel Navas

UFC apostó en 2011 al evento que enfrentaba al campeón de los heavyweight, Caín Velásquez y el retador número uno del momento, Junior ‘Cigano’ Dos Santos para penetrar con fuerza en el ojo de los latinos.

Nuestros protagonistas
No te pierdas lo mejor de nuestro programa Central Fox. Ver videos.

Los meses previos fueron de gran actividad para la prensa y la organización. Se generaron programas especiales del “Brown Pride” haciendo alusión a el orgullo de ser de herencia latina y llegar tan lejos en un deporte que hasta ahora empieza a buscar sus rutas en las venas de la cultura deportiva de los latinos.

Pero el campeón no se esperaba que la pelea terminara de manera tan dramática y tan triste. Caín venía en su carrera con un gran desempeño y con grandes knock outs que lo hacían favorito para retener el cinto. Tristeza causó en algunos el verlo caer de forma titubeante a la lona del octágono y terminar la pelea viendo luces gracias a un potente golpe de derecha de Dos Santos.

Justificaciones y promesas
Cuando el imperio de Caín fue devastado por el puñetazo de Dos Santos, muchos de los expertos en el tema salieron al paso para justificar lo que el campeón perdedor había pasado previo al combate y que afectó al momento de la cita con Junior.

Una lesión en la pierna que lo tuvo durante varios meses detenido para entrenarse fue la primera de las razones que se expusieron. Por la misma inactividad, la prolongación de tiempo sin poder pelear fue otra de las exposiciones que se dedujeron en aquel momento. Lo cierto es que el combate no fue lo que los fanáticos novatos esperaban.

Muchos se decidieron a observar por primera vez un combate de MMA con esa pelea. Terminaron con las botanas servidas y los refrescos sudando las mesas y es esto lo que Caín viene a componer. Su caída en esa ocasión fue lógica para los que conocen este deporte, pero no para quienes se animaron a verlo por descubrir de que se trata.

Para el UFC 155, Velásquez tiene el compromiso de no ser tan impulsivo, de analizar un poco más al campeón que con sus potentes golpes lo puede dejar fuera de conciencia, como sucedió en la primera batalla.

Junior tiene un título que le ganó al propio Velásquez y lo defenderá fiel a su estilo. El excampeón viene de ganar a Big Foot Silva un combate que parecía en desventaja física, pero lo ganó con gran autoridad.

¿Qué nos debe?
Derribos. Junior es un gran artista del escape, es muy raro verlo caer por derribos, por ese motivo si Caín lo hace caer será un combate para no olvidar.

Ground and Pound. Por mérito propio Caín puede poner a Junior contra el suelo y rematar la noche con una ráfaga de sus contundentes puños, eso es lo que todo fan del ‘brown pride’ espera.

El combate está instalado, ambos tienen compromisos, pero Caín lo tiene por cada libra que pesa, debe durar, debe noquear y debe retomar lo que le fue arrebatado de una forma que puede ser titulada como penosa.
 

 

 


Videos