Los mejores del mundo enfrentados

La batalla entre Ronaldo y Messi enamoró al mundo

IMG INTERNA MESSI RONALDO _31494540

Messi y Cristiano animaron el 2012 (Instagram)

Exclusiva FOX Deportes

by: Juan Carlos Agüero

Lo justo sería decir que un semestre fue para cada uno, que Cristiano Ronaldo logró ponerse a la altura de Messi durante unos meses, claro está, antes de que este decidiera mostrarnos que en el fútbol para él no hay imposibles.

Cristiano Ronaldo logró que en el primer semestre del año se hablara mucho de él, sus goles y asistencias llevaron al equipo merengue a desbancar al Barcelona de Pep, en gran medida fue por su actitud ganadora y su evolución futbolística.

La primer parte del año nos mostró a un Ronaldo ambicioso que salía dispuesto a liquidar a todos sus rivales dentro del campo de juego, no importaba si era equipo chico o grande, a todos los respetaba igual y eso se evidenció en sus temibles números.

El CR7 goleador afloró para bien de un equipo que necesitaba un título urgente para recuperar la confianza, la frustración acumulada por ver al Barcelona celebrar siempre llevó al portugués a sacar sus mejores armas y su don de líder. Dejó de lado su obsesiva sed de protagonismo y terminó tirando de los suyos, la mejoría en su juego colectivo me hizo escribir alguna vez sobre “La Evolución de Ronaldo”.

El jugador presumido, antipático y que constantemente peca de divo se convirtió en el Ave Fénix que emerge de las cenizas como simbolismo de la resurrección del Real Madrid, competir con Messi era imposible y lo entendió potenciando su capacidad de sacrificio, ayudando en la marca, cerrando espacios, luchando por cada balón logró poner su nombre de nuevo en lo más alto y ya no más como el segundo mejor del mundo.

El tiempo de Messi

Con la Liga perdida y la salida de Pep Guardiola muchos pensaron en que Lionel Messi se iba a desmoralizar, que sus números se iban a ir abajo con un entrenador al que se le tenía poca fe.

Cuando todos pensábamos que CR7 había alcanzado un nivel similar al de Lionel Messi, el argentino metió el turbo a su motor y puso al máximo las revoluciones de los caballos de fuerza que carga sobre su pierna izquierda, se convirtió en un ser superior a cualquiera que juegue al fútbol en este pequeño planeta llamado tierra.

Si los mayas hubiera podido predecir el futuro nos hubieran dejado un aviso sobre la majestuosidad del jugador que iba a portar el número diez en el Barcelona, ese capaz de anotar 91 goles en un año, simplemente descomunal.

A estas altura llevo ya más de cuatrocientos caracteres y si me pongo a buscar adjetivos para describir la grandeza de la leyenda de Messi no terminaré nunca, por eso apelaré a la simplicidad, así como él lo hace cuando escribe poemas o dibuja suaves trazos con sus piernas.

Messi ha puesto el fútbol por encima de lo imaginable, para él darle la victoria a su equipo o dar un pase magistral para que alguien más lo haga es algo tan innato como respirar, es un bendecido del fútbol y lo ha demostrado en el segundo semestre del año.

Conclusiones

Este 2012 me hizo darme cuenta de que somos unos privilegiados por poder ver en una competencia jornada a jornada a dos futbolistas que marcarán una época histórica, dos leyendas vivientes de las que se escribirán muchos libros y sobre los cuáles se hablará por la eternidad de este bello deporte.

Para mi dejó de ser importante cuál es el mejor en el momento que me decidí a disfrutar de ambos y deleitar mis ojos con lo que dos simples mortales pueden hacer con un balón, en mi carta navideña a Santa solo le pediré que en el 2013 Messi y Cristiano no bajen su ritmo y sigan reinventándose en noches mágicas de fútbol de esta épica novela en la que ambos son protagonistas.

Twitter: @juankaguerom
 

 

 


Videos