Agencia EFE

Iniesta quiere ser culé de por vida

Iniesta tiene la ilusión de retirarse en el Barcelona

InternaIniesta 04 de enero 2013_31514789

Iniesta no quiere salir del Camp Nou. (Facebook)

Barcelona - El centrocampista Andrés Iniesta ha expresado su deseo de retirarse en el Barcelona, una intención que contrasta con la expresada el pasado jueves por su amigo Víctor Valdés, quien no descarta "probar otras culturas y otras Ligas", cuando finalice su contrato con el conjunto azulgrana la próxima temporada.

 

"Acabar aquí sería muy especial, me encantaría, es mi ilusión. De momento no estamos hablando (de la renovación), pero no creo que sea muy difícil entenderse. Cuando el club quiere que estés y tú quieres estar, no hay mucho más que hablar", ha declarado Iniesta en una entrevista en Catalunya Ràdio.

De este modo, el albaceteño, que llegó con doce años a La Masia y tiene contrato con el Barcelona hasta 2015, se ha alineado con el parecer de jugadores como Carles Puyol, Xavi Hernández o Lionel Messi, que recientemente han renovado sus contratos con la intención de retirarse en el conjunto azulgrana.

En cualquier caso, Iniesta ha dejado claro que colgar las botas en Can Barça dependerá del nivel futbolístico que muestre en los próximo años: "Mi rendimiento marcará hasta dónde llegue".

El jugador de Fuentealbilla también ha hablado del partido de Liga del próximo domingo contra el Espanyol. "Los derbis son distintos, no te puedes despistar ni un segundo porque hay muchísima tensión e intensidad", ha advertido.

De todas formas, espera que el encuentro, que se disputará el Día de Reyes, sea "un regalo más" para su hija Valeria, lo que significará que el Barcelona ha conseguido la victoria.

Iniesta ha restado importancia a los dieciséis puntos de ventaja que el conjunto azulgrana le lleva al Real Madrid y los nueve al Atlético en Liga, y ha recordado que ganar el título es algo que solo depende de él y sus compañeros. "Porque si seguimos con esta intensidad y mentalidad, costará que perdamos", señaló.

El Barca entrena a puertas abiertas

Un total de 13.855 aficionados han acudido esta mañana al Miniestadi para presenciar en directo el entrenamiento de puertas abiertas que la plantilla del Barcelona acostumbra hacer siempre en las fechas navideñas.

Como en años anteriores, los más jóvenes fueron mayoría en unas gradas prácticamente repletas para ver de cerca a sus ídolos, que han estado sobre el terreno de juego durante apenas una hora.

Ha sido una sesión fundamentalmente lúdica, en la que el balón ha sido el protagonista, primero con los clásicos rondos, luego con los ejercicios de posición y finalmente con el tradicional partidillo.

Al contrario que los dos días precedentes, Tito Vilanova no ha dirigido el entrenamiento y ha dejado todo el protagonismo a sus jugadores.

El técnico del conjunto azulgrana pretende dosificar sus apariciones tras haber sido operado por segunda vez, hace dos semanas, de un tumor en la glándula parótida.

Por eso tampoco ha acudido a la tradicional visita a los hospitales de este mediodía y mañana no comparecerá en rueda de prensa en el derbi contra el Espanyol. En su lugar, lo hará su segundo, Jordi Roura.

Volviendo al entrenamiento de hoy, Eric Abidal, que sigue ultimando su puesta a punto tras someterse a un trasplante de hígado, se ha ejercitado al margen de sus compañeros, mientras que Adriano Correia se ha tenido que retirar antes de tiempo por una contusión en el tobillo derecho.

Con Lionel Messi como principal atracción, la plantilla ha podido disfrutar del calor de los aficionados culés durante la breve sesión de entrenamiento, que ha finalizado con los futbolistas pateando balones del Barça hacia la grada y haciéndose fotografías y firmando autógrafos con el grupo de seguidores discapacitados que ha seguido el entrenamiento desde el césped.

"Esto es algo muy lindo a lo que no estamos acostumbrados y hace que sea un día especial", ha manifestado a Barça TV el argentino Javier Mascherno, quien se ha mostrado feliz por la vuelta de Vilanova a los entrenamientos: "Se le ve muy bien y no imaginábamos que podía estar tan rápido otra vez con nosotros".

Una vez concluido el entrenamiento, jugadores, cuerpo técnico y miembros de la junta directa se han distribuido en varios autocares para hacer la tradicional visita a los hospitales la víspera de la noche de Reyes.

El presidente del club, Sandro Rosell, y el capitán del primer equipo, Carles Puyol, han encabezado la comitiva que se ha dirigido al Hospital de Barcelona, y Leo Messi ha acudido junto a su compatriota Javier Mascherano y el portero José Manuel Pinto al Hospital de Niños de Barcelona.

Andrés Iniesta y Gerard Piqué han estado en el Cottolengo Padre Alegre; Xavi Hernández y Jordi Alba han acudido al Hospital de Sant Pau; y Cesc Fàbregas y David Villa han coincidido en el Hospital de Sant Joan de Déu.

Dani Alves y Eric Abidal han acompañado al secretario técnico, Andoni Zubizarreta, al Hospital Vall d'Hebron, y Pedro y Sergio Busquets han sido los futbolistas más destacados que han visitado Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona.

 

 


Videos