Agencia EFE

Vilanova no piensa en Wembley

Vilanova no piensa en euforia luego de su buen comienzo

Interna Vilanova 18 de septiembre_31321916

Vilanova durante la conferencia de prensa. (AP Images)

Barcelona - El entrenador del FC Barcelona, Francesc 'Tito' Vilanova, no cree que en su equipo se viva ninguna euforia porque lleva un pleno de cuatro victorias de cuatro en la Liga, al recordar que esta situación no es nueva en el club catalán, y ha subrayado que todo es "momentáneo".

"Esta situación es momentánea hasta que perdamos", ha apuntado el preparador azulgrana en la sala de prensa del Camp Nou, en la previa del partido entre el Barcelona y el Spartak de Moscú, con el que su equipo debutará en la Liga de Campeones.

Después de disputar cinco semifinales consecutivas, cuatro junto a Josep Guardiola como primer entrenador, Vilanova no cree que sus jugadores estén en deuda con nadie, sí, posiblemente, "con nosotros mismos" para intentar un nuevo éxito en Europa.

"En el fútbol no se puede ganar siempre. Un ciclo tan ganador como el del Barça estos últimos cuatro años es difícil repetirlo. Esto no quiere decir que si una vez no ganamos, nos veamos en la obligación de ganar la Liga de Campeones al año siguiente. Y no hasta el punto de decir que le debemos algo a alguien. Nos lo debemos a nosotros", ha señalado el entrenador español.

La final de la presente Liga de Campeones se jugará en Wembley (Londres), donde el Barcelona ha ganado dos de sus cuatro Ligas de Campeones, pero no por ello Vilanova tiene marcado en el calendario la cita de mayo, como así ha precisado: "Aún es muy pronto. Aún no hemos empezado a competir. Ya hablaremos".

En lo único que está centrado Vilanova es en "empezar bien", porque en caso de tropiezo en el primer partido cree que su equipo puede ir a remolque.

"En los últimos años nos hemos sentido cómodos en la Liga de Campeones y se nos ha dado como favoritos, pero hemos sufrido mucho", ha recordado.

Del rival ruso y de su entrenador, el extécnico del Valencia Unai Emery, Vilanova ha dicho que el efecto sorpresa contra el Spartak desaparece porque el preparador español conoce al Barcelona, a pesar de no haberle ganado nunca.

"Nos conocemos todos. Unai nos ha puesto las cosas muy complicadas y ha sido valiente, y nos ha venido a apretar arriba. Tengo la sensación de que será valiente mañana, aunque el punto de sorpresa ha desaparecido", ha admitido.

Vilanova esperará hasta mañana para saber si puede contar con el español Jordi Alba (baja por gripe) y con el chileno Alexis Sánchez (lesionado).

 

 


Videos